Cómo cuidar nuestros pies

Cómo cuidar nuestros pies

Esta semana os dejamos un consejo muy útil para lucir unos pies estupendos este verano.

A veces nuestros pies están inflamados o cansados. Para esta dolencia lo mejor es sumergir nuestros pies en agua fría para activar la circulación y bajar esa inflamación tan molesta. Además de eso se pueden dar ligeros masajes con nuestro Gel Frío Piernas Cansadas, además de desinflamarlos y lucirán mejor.

Usar cosméticos

Otra excelente recomendación es utilizar productos cosméticos que nos ayudaran a que nuestros pies se sientan y tengan un aspecto mejor. Después de cada ducha debemos aplicar Crema Hidratante por todos nuestros pies, dando un ligero masaje. Es muy importante aplicar una mayor cantidad de crema en el talón, que suele ser una zona propicia para la aparición de durezas.

Quitar durezas

Durante la ducha lo mejor es utilizar una piedra pómez que ayude a eliminar las durezas. De hecho, actualmente existen a la venta productos eléctricos que cumplen esa labor de manera más sencilla. Basta recordar que al usarlos se debe de tener cuidado, ya que un mal uso puede provocar heridas o lesiones.

Comprar plantillas

Las plantillas también son de gran ayuda a la hora de cuidar nuestros pies. Además de que corrigen nuestra postura, evitan lesiones o molestias. Existen de distinta calidad y precios.

Cuidar las uñas de los pies

Las uñas son una parte de nuestros pies a la cual también les debemos de prestar atención. En todo momento las uñas deben de estar cortas. De lo contrario podemos tener problemas con ellas, ya que algunas se suelen clavar en la piel de nuestros dedos si es que no se les cuida. Como sabemos, esta situación llega a ser muy molesta y dolorosa, evitándonos en algunas ocasiones poder caminar. Cortar las uñas periódicamente evitará eso, además de que les dará una mejor apariencia a nuestros pies. Recomendamos cortar siempre las uñas cuadradas teniendo los pico fuera del dedo así no se clavarán.

Limpiar nuestros pies diariamente

Finalmente, por obvio que parezca, nuestros pies deben ser lavados diariamente durante el baño. Es muy importante no utilizar ningún tipo de fibra ya que esta puede dañar nuestra piel. Tan solo basta con utilizar las manos. Lo mejor es optar por un jabón neutro que no provoque resequedad. Por supuesto, al final debemos secar muy bien los pies con una toalla e incluso dejarlos al aire libre unos cuantos minutos. De esta manera evitaremos la aparición de hongos.

Envío gratis +50€ (España)

Envíos a toda Europa

Devoluciones y cambios

Soporte por email y teléfono

X